Durante la ejecución de las inversiones públicas, la UEI deberá vigilar permanentemente el avance, aun cuando no las ejecute directamente, verificando que se mantengan las condiciones, parámetros y cronograma de ejecución, previstos en los expedientes técnicos o documentos equivalentes.